En la atención médica domiciliaria, la tecnología poco a poco se ha convertido en una herramienta clave.
10/04/2017

La tecnología en la nube que permite que su médico lo atienda en casa

La atención médica domiciliaria se presenta como una opción para generar bienestar.

Llegar a un hospital o clínica del país es encontrarse con la realidad del sistema de salud en Colombia. Decenas de personas acostadas en camillas recibiendo sus medicamentos y alimentos en la mitad de un pasillo. No ocurre en todos los casos, pero la escena se repite día a día, ocupa titulares de noticieros y, sin embargo, no hay una solución definitiva a la vista. De hecho, el observatorio “Así Vamos en Salud” plantea el indicador del sistema sanitario en 62/100, donde una de las mayores deficiencias se encuentra en su gestión administrativa: un ejemplo de esto es que, a noviembre de 2016, las EPS y el Estado le adeudaban 7 billones de pesos a los hospitales y clínicas del país, según cifras de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC).

Con este panorama, la atención médica y la hospitalización domiciliarias se convierten en una opción que cada vez llega a más colombianos y da pasos gigantes hacia un trato digno para el paciente y la reducción de los costos a un sistema colapsado. El médico que remite a hospitalización domiciliaria es de EPS y este servicio se implementa especialmente en pacientes crónicos porque, si bien no van a salir de su condición, pueden ser tratados para mantener un equilibrio de vida sana, que no recaigan en su enfermedad. De esa manera no tienen que desplazarse permanentemente a los centros de salud, con lo que esto implica en términos de tiempo, dinero y facilidad.

En la atención médica domiciliaria, la tecnología poco a poco se ha convertido en una herramienta clave que permite tener la historia clínica del paciente en una aplicación, actualizarla en tiempo real y obtener la trazabilidad del tratamiento realizado. Es un proyecto de implementación de software de BHM, una IPS dedicada exclusivamente a la atención domiciliaria o homecare, que tiene alrededor de 2 mil pacientes –de Nueva EPS, Compensar y Colmédica- y alrededor de 400 profesionales para prestar el servicio con medicina general y todos los grupos de rehabilitación: terapia física, terapia respiratoria, fonoaudiología, nutricionistas, psicólogos; un grupo interdisciplinario que atiende tanto pacientes crónicos – aquellos que no se van a recuperar- como pacientes agudos – que tienen unos tratamientos de recuperación de corto tiempo.

¿Cómo surgió la atención médica y hospitalización domiciliaria basada en tecnología?

Desde 2014, BHM IPS hace parte de Grupo EMI y allí surge la necesidad de cambiar de software para ajustarse a todas las necesidades que se presentaban. Por esta razón comienzan a trabajar con Gomedisys, socio de negocio de Microsoft en el desarrollo del software que era aplicado netamente en el ámbito hospitalario, para implementar su aplicación en la hospitalización domiciliaria.

“Como no es lo mismo atender a un paciente en clínica, donde todos los profesionales están a la mano y tienen la comunicación más directa, empezamos a hacer un desarrollo de software en donde nos enfocamos a lo que necesitamos como empresa domiciliaria, porque el modelo era totalmente diferente. Por eso desarrollamos una aplicación para los profesionales, para que puedan hacer todo el historial clínico a través de su celular o tableta”.

Dany Gómez
Ingeniero IPS

Ha sido un trabajo de varios años y las EPS se han dado cuenta de que el costo del paciente se reduce bastante. Al no tenerlo hospitalizado, se transfiere la carga al domicilio y es allí donde BHM entra a apoyar al sistema de salud en una curva de crecimiento, que pasó de 3 mil a 10 mil pacientes en cinco años.

“Nosotros tenemos las camas en toda Bogotá. Un hospital normal generalmente tiene las camas en el mismo sitio. BHM IPS hace despachos de insumos y medicamentos de acuerdo a cómo va modelándose la operación. Puede generarse la salida de un paciente del San Rafael que va a recibir extensión en su casa y que va a requerir medicamento por quince días. Nosotros hacemos toda la operación. El médico que está en sitio hace el ordenamiento de la formulación”, puntualiza Gómez.

Los pacientes están en la casa y es el médico quien se dirige a su hogar para atenderlos. Lo que hicieron, desde Gomedisys, fue desarrollar una línea de negocio que se llama Go Homecare que es justamente la prestación de servicios en la casa del paciente. ¿Cómo lo hacen? El médico lo lleva en un computador portátil con internet o a través de una app que desarrollaron para la atención de pacientes domiciliarios, con una gran ventaja: es online y offline.

Su primer reto era poder hacer, desde el celular, la historia clínica especializada en la casa del paciente. En esas se encontraron con un segundo reto, prestar el servicio en hogares donde no tienen agua ni luz, o llegar a un barrio alejado de Bogotá donde tampoco haya servicio de internet.

“Nosotros ofrecemos el servicio online y offline. Ir a verlos, desde allá poder hacer el registro desde el teléfono móvil que, cuando encuentre red nuevamente, automáticamente sincroniza hacia la base de datos de Windows Azure y se guarda en un mismo archivo como si estuvieras en una clínica”

Luis Arturo Escobar
Director de implementación y soporte de Gomedisys

A través de la aplicación el paciente es agendado. Se programan todos los profesionales que tienen que ir a la residencia del mismo; al personal de BHM le llega su programación y el listado de pacientes que pueden georreferenciar para saber exactamente dónde viven e inclusive, pueden pedirle al software que les dé la ruta más cercana para poder llegar. Una vez están en la casa correspondiente, empiezan a hacer el registro de la historia clínica donde también consultan qué le han hecho, cómo ha evolucionado, cuál fue la última terapia y exactamente qué tiene. A partir de eso los profesionales hacen el registro y guardan.

“Y tiene un componente adicional. Una de las formas que encontramos para incentivar a los profesionales está ligada a la parte financiera. En el método tradicional, cada evolución la llevaban a la clínica y allá contaban cuántas hizo y por cada una, le pagan. En la herramienta, el profesional digita su historia clínica y cuando guarda, automáticamente está facturando y puede consultar en “Mis honorarios” cuántos pacientes ha visto, y cómo están sus cuentas; además eso es el insumo para que BHM facture a la EPS. Eso garantiza que todos los profesionales registren en la historia clínica en tiempo real y que eso se vea reflejado en sus ingresos”, concluye Luis Arturo.

Es un HIS completo – Hospital Information System- que sus profesionales pueden operar desde un dispositivo móvil. La gran mayoría de prestadores tienen los softwares tradicionales para que, en algunos casos, intenten conectarse a los servidores centralizados que pueden presentar fallas o demoras en su conexión.

El aporte de la atención médica y hospitalización domiciliaria

Acceder a un médico tratante en el país puede ser complejo. Puede tomar semanas. Por esta aplicación los pacientes tienen la posibilidad de contar con la presencia de un profesional de la salud que además puede consultar la historia clínica completa y en tiempo real. Así mismo, para una EPS es más económico tener al paciente en casa y no en la clínica que genera costos de infraestructura, personal, alimentación, etc.

Si bien los pacientes no usan las herramientas tecnológicas, gracias a estas es posible ir a las casas a verlos–aproximadamente 15 por profesional al día- lo que reduce los riesgos que pueden presentar en una entidad de salud. Eso genera que no implique tantos costos, por lo cual la atención domiciliaria se traduce en una ayuda al sistema de salud. Además, permite tener más claro el concepto de todo el grupo de salud que atiende al paciente.

El doctor Fabián Leonardo Pulido, médico de atención domiciliaria en BHM desde hace 3 años, considera que la principal ventaja es la posibilidad de “conocer el contexto de la familia; es diferente cuando llega el paciente con una patología crónica, que es la que manejamos nosotros, al servicio de urgencias y no saber por qué se desencadenó la descompensación, sin conocer el contexto. Al visitar el domicilio, se conoce el estado socioeconómico, problemas familiares, cómo están administrando los medicamentos, la adherencia al tratamiento; eso hace que se abra una ventana muy grande hacia poder cambiar un tratamiento o poder verificar qué es lo que está sucediendo con el mismo”.

El personal médico concuerda en que el contexto del paciente les permite acercarse a intervenciones efectivas, pero, además, estrecha las relaciones tanto con el enfermo como con su familia. “Al ir a la casa de los pacientes, creas un vínculo no sólo con ellos sino con sus familiares. Entonces uno como médico tiene más conciencia y recuerda mucho a los pacientes. Hay pacientes que ya se casan con uno y quieren que vaya uno siempre a visitarlos. Incluso, a veces los pacientes solo quieren es que uno los escuche. Eso puede generar un cambio bastante importante”, complementa el doctor Jeison Aguilar, médico desde hace un año en BHM.

El gran beneficio de la visita en el domicilio es que el paciente tiene menos estrés; cuando entra a una clínica, el decaimiento es mucho mayor a una hospitalización en casa, tiene menos riesgos de infecciones asociadas a salud, de escaras y tiene el acompañamiento de la familia para que esté entendiendo lo que se le está haciendo, así como el tratamiento que va a seguir. Y es allí, a través de la aplicación alojada en Azure, que se realiza un seguimiento al paciente y que facilita la atención en la visita con la información completa, verídica y actualizada del paciente.

“La información en línea es primordial. Yo diría que, si tuviéramos una herramienta de una historia clínica electrónica única para los 49 millones de habitantes de Colombia, donde todas las IPS, EPS, hospitales y clínicas estuviéramos integrados, ahorraría los costos en miles y miles de millones. Nosotros, al tener esta plataforma, hacemos un manejo integral del paciente porque ingresamos todo, incluyendo los exámenes de laboratorio. Así el paciente va a estar mucho mejor controlado de lo que estaba antes por partecitas. Somos un pequeño eslabón, pero si la tecnología me ayudara a tener a todo el mundo así con una historia clínica que llevara absolutamente todos sus registros, que tuviera la trazabilidad de absolutamente todo lo que le han hecho en la vida, ayudaría muchísimo a la salud del paciente”.

Juan Carlos Agudelo
Gerente de BHM

La experiencia del personal médico con la tecnología

En términos generales, la implementación de la tecnología en el día a día del equipo médico de BHM IPS no ha sido traumático pues ya venía trabajando con otro software. Además, puede ser usada desde la app en el celular, la tableta o por medio de un computador.

Cuando ingresan se hace una inducción, se entregan indicaciones para descargarla y utilizarla. Para Edna Vega, terapeuta física, “Gomedisys es una buena aplicación para ingresar toda la información. Sus beneficios son la accesibilidad para buscar la historia clínica del paciente, el fácil ingreso de la información y que también uno a veces no sabe dónde queda el domicilio y la aplicación permite ubicarlo”.

Adicionalmente, a través de Mesa de Ayuda, los profesionales hacen los reportes si presentan algún inconveniente o a través de otra aplicación para que se comuniquen directamente con el ingeniero de sistemas.

“Hay muchas ventajas porque, por ejemplo, el personal que está en un domicilio por 24 horas, puede hacer de inmediato, desde su celular, el registro y no tiene que salir después de 24 horas a buscar un café internet o a conectarse en su casa para seguir trabajando; así mismo, ya no se llenan hojas y hojas con registros que ocupaban bodegas enteras y esto también es una ayuda al planeta”, afirma la doctora Liliana Lozano, coordinadora médica de BHM IPS.

En definitiva, para el personal médico hay mayor facilidad de tener todo en línea, de autoagendarse y poder desarrollar sus actividades con más tiempo. “Al principio es difícil porque uno no está acostumbrado, pero cuando uno se adapta comienza a solicitar la tecnología y si no la tiene, si no cuenta con la app, por ejemplo, uno no sabe qué hacer. Así se agiliza el trabajo”, concluye el doctor Agudelo.

Los planes a futuro

Lo más relevante de toda la aplicación, que se construyó en conjunto entre BHM y Gomedisys, es que todo está en línea y existe la posibilidad de auditar y llevar controles hacia el equipo médico y de las aseguradoras hacia BHM, lo cual permite trazabilidad y transparencia del proceso.

El principal desafío es continuar trabajando en tecnología, en propuestas de telemonitoreo y teleseguimiento. “Que los pacientes por medio de la tecnología tengan autocuidado y, al tenerlo, van a mejorar su estado de salud. Ese es el segundo paso que deberíamos empezar a utilizar. No sólo que la herramienta la tenga el médico y la enfermera, sino que el paciente también sea partícipe de la herramienta con unos dispositivos”, expresa el gerente de la IPS.

“Trabajamos con muchas IPS con diferentes niveles de complejidad. De homecare estamos cerrando varios negocios – en Colombia y Latinoamérica - porque somos los únicos que podemos ofrecer ese tipo de tecnología. Hace poco estuvimos en una feria de la salud y todo el mundo les ofrece opciones en el computador, pero con Gomedisys llegaban a ver un teléfono o una tableta en los que ofrecemos tres productos: uno dirigido a clínicas, otro a consultorios y el tercero que es homecare. Así se puede cambiar el papel por un software completamente integral que aporte realmente a solucionar las necesidades del sistema de salud y de los pacientes”.

Luis Arturo Escobar


Si quieres conocer más información
comunícate en Bogotá al 587 0300 o en el resto del
país al 01 800 093 1234

6